¿Por qué es importante que los niños desayunen bien?

El desayuno de los niños debe ser la comida más importante del día. Un grupo de la población infantil y juvenil sólo toma un vaso de leche en su primera comida del día, mientras que otros sólo acompañan la leche de algún producto que contiene hidratos de carbono. La mitad de esos niños dedica menos de 10 minutos a desayunar

En resumen, el desayuno de los niños dista mucho de ser el ideal. Los niños y niñas desayunan mal, lo que implica, según expertos en Nutrición, en un aumento de la obesidad infantil en la mayoría de los casos. El desayuno es, según los nutricionistas, una de las comidas más importantes del día. Debe suponer, al menos, una cuarta parte de las necesidades nutricionales de los niños.

Cuando los niños no desayunan bien, no tienen la energía y la vitalidad necesarias para afrontar el esfuerzo físico e intelectual que les exigen las actividades escolares.

Además, un desayuno no adecuado hará que los niños sientan, a media mañana, la necesidad de un gran aporte energético, que seguramente podrán encontrar en productos de alto contenido en azúcar y ácidos grasos, que están directamente relacionados con el crecimiento de los índices de sobrepeso y de obesidad durante la infancia, por su alto contenido calórico.