¿Qué hacer cuando tu hijo no quiere comer?

Los niños pequeños pasan por diversas etapas y preferencias desde que introducimos la alimentación sólida. Todo puede cambiar de un día a otro, y sin previo aviso puede dejar de comer cosas que antes disfrutaba.

Como padre es normal sentir preocupación e intentar que coman a toda costa. Pero esto, más que ayudar, puede agravar el “problema”, convirtiendo la hora de la comida en un momento tenso.

7 consejos para educar la conducta alimenticia de los niños

1. Crea un ambiente agradable: La hora de la comida debe ser agradable y necesaria para el niño. Evita que la comida esté condicionada al castigo, si no concluye el plato.

2. Cambia su percepción de la cantidad de comida: Sirve a tu hijo la cantidad de comida que necesita en función de su edad en el plato más grande. De este modo, percibirá que hay poca cantidad de comida dentro de su plato.

3. Fomenta su autonomía: Puede motivarle poner la mesa, dejar que él mismo se sirva y que decida y tenga autonomía sobre sus gustos alimenticios.

4. Enséñale a comer en familia: Siempre que puedas permítele que coma en familia para que se apropie de los hábitos alimenticios de los adultos, asimilando la conducta y los modelos de la familia.

5. Fomenta la alimentación equilibrada: Permitirle escoger su menú puede influir en el éxito o en el fracaso de su alimentación. El éxito significa que el niño debe probar una variada cantidad de alimentos saludables para ir acostumbrando su paladar a distintos sabores.

6. Evita complacencias y exquisiteces: La hora de la comida tiene un lugar, un tiempo y un fin claro y necesario.

7. Ofrécele solo lo que necesita: No pretendas que el niño coma la misma cantidad de alimento que vosotros. Deje que él decida y coma la cantidad de comida que necesita para satisfacer su hambre y desarrollar de forma sana sus gustos.

Recuerda que cada uno tiene su tiempo, y respetar el tiempo del niño ayudará a construir una mejor relación y brindará las herramientas para que le puedas ofrecer una alimentación más sana.