Cómo saber si estás lastimando a tus hijos con tus palabras

Desde el primer momento, los hijos tienen la mejor conexión del mundo con sus padres. Pues, ellos son las personas que le brindan seguridad, les hacen sentir que todo estará bien y se convierten en su apoyo incondicional.

Sin embargo, en los momentos de rabia el poder de la palabra se puede transformar en un grave detonante. Pues, todos los pensamientos que se expresen de mala manera causarán un dolor profundo y difícil de curar en los pequeños.

A raíz de eso, a continuación detallamos todo lo que nunca se le debe decir a un niño para no afectar sus sentimientos.

  • Nunca hacerlos sentir como una carga
  • Compararlo
  • Cuestionarlo de manera excesiva y con malas palabras
  • Ofender la imagen personal del niño

Hablar frecuentemente con un hijo es la mejor decisión que pueden tomar los padres. Pues, es así como se pueden convertir en sus confidentes, alertar a tiempo las dificultades y convencerlos de que siempre pueden salir adelante.

De ese modo, es indispensable seleccionar las palabras justas para dialogar con el bebé. Así, se le hace sentir respaldado y se cuida de la mejor manera su salud emocional.