Los niños que comen más fruta y verdura tienen mejor salud mental

Que las frutas y las verduras aportan innumerables beneficios a la salud infantil no es algo nuevo. Son muchas las investigaciones científicas que se han encargado, a lo largo de los años, a explicar a las familias por qué es necesario que la alimentación de los niños esté basada en estos dos tipos de alimentos. El hallazgo de un nuevo estudio vuelve a avalar su importancia.

En concreto hablamos de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, y publicado en la revista BMJ Nutrition Prevention & Health que ha demostrado que la ingesta de frutas y verduras durante la infancia mejora la salud mental de los niños, sobre todo cuando llegan a la etapa de la secundaria.

Según los resultados, los niños que comen cinco o más raciones de fruta y verdura diarias, son los que tienen puntuaciones más altas en salud mental.

Sabemos que no es muy fácil para los padres de familia que sus hijos coman frutas o verduras, por ello tener un estilo de crianza más relajado, comer juntos en familia e involucrar a un niño en la preparación de la comida, apagar la televisión a la hora de comer, todo redujo la probabilidad de negativa ante el consumo de estos alimentos.