Desintegración familiar y su efecto en los niños

La desintegración familiar es la separación de una pareja establecida con hijos, que por lo general se da por diferencia de ideas o comportamientos no aceptados por una de las partes; además, se caracteriza principalmente por generar desestabilización en el funcionamiento del núcleo familiar, siendo los más afectados los niños.

En el proceso de desintegración familiar y adaptación a un nuevo ambiente, los niños viven diferentes cambios emocionales; el comportamiento de ellos se ve alterado al no existir una orientación que ayude a normalizar el problema, ya que ellos solo pueden sentir que sucede algo fuera de lo habitual pero no saben cómo interpretarlo; la mejor manera en que lo reflejan es a través de su actitud y sentimientos.

Si atraviesas por una separación, debes prestar atención a algunos síntomas negativos que puede presentar tu hijo:

  • Cambio de conducta.
  • Comportamiento impulsivo.
  • Baja autoestima.
  • Falta de concentración en sus estudios.
  • Agresividad.
  • Bajo deseo de socializar o jugar con sus amigos.
  • Bajo rendimiento académico.

Es importante que, ante estos casos, te apoyes de expertos en la materia, para que te brinden una orientación para tratar de la mejor forma el tema con el niño y que no se vea afectado de forma negativa; además, de esta manera ayudarás a que el proceso de separación sea más fácil de llevar.

En el Colegio García Flamenco contamos con un programa de Salud Mental, donde buscamos ayudar a padres de familia a manejar este tipo de situaciones con sus hijos, nuestro objetivo es ayudar tanto a nuestros jóvenes como a sus padres a poder sobrellevar esta y otras circunstancias de la mejor manera y brindar ayuda a quien lo necesite.