Conductas de nuestros hijos adolescentes a los que debemos prestarle atención en este tiempo de pandemia

La pandemia de COVID-19 ha sido dura para las personas de todas las edades, pero las mamás y papás deben vigilar a sus hijos adolescentes en busca de señales de depresión, ansiedad, enojo y otros problemas de salud mental y emocional.

A algunos adolescentes les puede resultar especialmente difícil hacer frente a esta crisis, y los padres deben estar atentos a las siguientes señales en sus hijos adolescentes, ya que podrían requerir más apoyo:

  • Cambios en el estado de ánimo, irritabilidad continua o sentimientos de desesperanza o ira.
  • Cambios en el comportamiento, como alejarse de las relaciones personales.
  • Cambios en el peso o patrones de alimentación.
  • Cambios en la apariencia, como la falta de higiene personal básica.
  • Falta de interés en las actividades que antes disfrutaba el adolescente.
  • Dificultad para conciliar el sueño o para quedarse dormido, o para comenzar a dormir todo el tiempo.
  • Problemas con la memoria, el pensamiento o la concentración.
  • Un aumento en comportamientos arriesgados o imprudentes, o pensamientos negativos.

Los padres deben mantener abiertas las líneas de comunicación y consultar con sus adolescentes con frecuencia para hablar sobre cómo se sienten y cómo se manejan, y para ver si hay signos de problemas de salud mental.

Asimismo, es fundamental que los padres traten de mantenerse positivos y aseguren constantemente a los adolescentes que les espera un futuro mejor.