Frases que sí consuelan y acompañan a los niños cuando lloran

Un niño o una niña empieza a llorar (no importa el motivo en cada caso) y escuchamos a su padre o madre diciendo frases como ‘No pasa nada’, ‘Deja de llorar’… A menudo, decimos estas palabras con la mejor intención, que nuestros hijos dejen de llorar y, por tanto, que no sientan tristeza. Sin embargo, con estas frases estamos invalidando y quitando importancia a sus emociones.

Lo que nos lleva a preguntarnos: entonces, ¿Qué frases sí consuelan y acompañan desde el respeto a los niños cuando lloran?

Conoce acá algunas frases que puedes utilizar:

1. Cambiar «No llores» por «Entiendo que estés llorando»: En ese momento lo que más necesitan es sentirse consolados y entendidos.

2. Sustituye «No pasa nada» por «Comprendo que te sientas así. ¿Quieres que hagamos…?»: En el caso de nuestros hijos e hijas, ¿qué pueden perder? Por ejemplo, a su profesor o profesora si cambian de grado, su juguete favorito, un amigo que se mudó de vecindario o un abuelo… En ese momento podemos decirle: «Entiendo que llores, querías mucho a tu profesor y ahora no le verás tan seguido. ¿Quieres que le escribamos una carta de agradecimiento?».

3. Evita «Llorar es de débiles» y cámbialo por «¿Qué necesitas para dejar de tener miedo?»: En ocasiones es posible que miedo limite a los niños y se apodere de ellos; y es probable que su reacción sea el llanto. Por lo tanto, no etiquetemos y juzguemos su reacción.

4. No digas «Deja de llorar y no te enojes», mejor dile «Te noto molesto, ¿quieres que hablemos?»: Nuestros hijos necesitan que estemos cerca, necesitan nuestro amor, nuestro entendimiento; validar una vez más sus emociones.

Es importante acompañar de una forma más respetuosa a nuestros hijos e hijas. Además, debemos ponernos a su altura, no juzgar, dejarles hablar y que se expresen, validar su emoción, cuidar nuestro lenguaje