Lecciones que la pandemia puede enseñarle a los niños

Nuestro ritmo de vida ha cambiado con la Pandemia, el mundo como lo conocemos ha cambiado, sin embargo la pandemia nos puede enseñar varias lecciones que también aplican para los más pequeños del hogar, otorgándonos la oportunidad de ver las cosas desde otra perspectiva muy diferente a la que estábamos acostumbrados.

Debemos ser capaces de extraer algunos aprendizajes de las situaciones que el mundo ha tenido que vivir con respecto a la pandemia y ofrecerles ese conocimiento a nuestros hijos.

Conoce algunas lecciones que la pandemia por Covid-19 ha enseñado a nuestros hijos.

  • Aprender a ser responsables. Esto significa, dejar de lado algunas de las cosas que nos gustaría hacer por el bien común. Debemos ser responsables y hacer caso a las recomendaciones de los expertos.
  • La importancia de la empatía: Desarrollar la empatía en los niños durante el COVID fomenta que piensen en los demás.
  • Desarrollar en familia nuestra capacidad de resiliencia: La resiliencia se construye en nuestras relaciones, en el entorno familiar y se ve favorecida cuando las adversidades y los diferentes problemas que se atraviesan son vistos como una manera de crecer y de superar los propios límites.
  • Invertir en salud mental: el COVID-19 ha contribuido al preocupante aumento de los trastornos de salud mental entre los niños y los jóvenes, por lo que brindar apoyo a la salud mental de toda la familia es importante.
  • Manejo de tecnología: Una de las grandes barreras ha sido el uso de la tecnología, por ello es importante que desde pequeño los niños sepan darle un buen uso para su constante desarrollo.
  • Ser solidarios: Todos somos vulnerables, sin embargo, cuidarnos los unos a los otros de forma altruista nos ha llevado a un camino de solidaridad que nunca habíamos visto.
  • Desarrollar la creatividad: Cuanta más capacidad tenga el niño para ver relaciones nuevas entre sus ideas y sus experiencias anteriores, más capaz será de resolver problemas nuevos.
  • Higiene: Una de las misiones que los padres de familia tenemos es enseñar a nuestros hijos a cuidar su salud, esta es una parte fundamental del desarrollo y crecimiento de los niños, aprender a ser autónomos e independientes.