Enseñar valores a los niños en tiempos de coronavirus

Una de nuestros lemas es la Educación en Valores, siendo una prioridad para todos los Garciístas, algo que no solo se enseña en el Colegio, sino también en casa.

Sabemos que estamos viviendo una situación sin precedentes y que no debemos olvidar esta prioridad y es que aún en pandemia, podemos educar y trasmitir valores.

En este artículo les compartimos algunas ideas para trasmitir valores a los niños en tiempo de coronavirus:

1. Enseñar qué es la responsabilidad: La pandemia nos exige ser responsables. Para que los niños entiendan qué significa, en este caso concreto ser responsables, podemos hacerles ver, que tenemos que dejar de hacer cosas, aunque las queramos mucho, para que la enfermedad no se extienda. Esto significa hacerles comprender a los niños que no podremos ir al cine, salir a centros comerciales, o que debemos ser muy cuidadosos con los abuelos por su bien.

2. Generosidad y altruismo: La crisis del coronavirus es ideal para trasmitir ciertos valores a los niños como pueden ser la generosidad y el altruismo. Todos, dentro de la prudencia y la seguridad, podemos hacer en este momento algo por los demás.

Los niños pueden crear carteles con mensajes positivos y colgarlos en las ventanas de las casas, que arranquen una sonrisa de la persona que los vea al pasar. Es el mejor momento para enseñar a los niños el placer de ayudar, por el simple hecho de hacer el bien a los demás, sin esperar nada a cambio.

3. Enseñar a los niños qué es ser un buen ciudadano: La crisis del coronavirus nos da la oportunidad de enseñar a nuestros hijos qué significa ser buenos ciudadanos y vivir en sociedad. En estos momentos, debemos transmitir valores a los niños que muestren que debe prevalecer «lo que es mejor para todos» frente a «lo que a mí me gusta hacer». Debemos Hacerles ver que de la conducta de cada uno, depende el futuro de todos.

4. Aprender buenos hábitos de higiene: La pandemia del COVID-19 es un buen momento también para trasmitir valores a los niños en materia de hábitos de higiene y cuidado personal. Ejemplos de estos hábitos son lavarnos las manos con jabón frecuentemente, estornudar o toser en el codo en lugar de la mano, no llevarnos las manos a la boca o los ojos si no están limpias, etc.

Algo muy importante es que como adultos debemos conocer la importancia de ser ejemplo para los niños por lo que hemos de apostar por una conducta responsable, reducir la propagación del coronavirus requiere un ejercicio de sacrificio y responsabilidad, pero también es un ejercicio de ejemplo.