Ansiedad en los niños por el regreso a clases presenciales: ¿A qué debemos estar atentos?

El regreso a clases presenciales en esta ocasión es muy diferente a lo que nuestros niños y adolescentes han vivido, muchos niños podrían sentir ansiedad o miedo. Incluso los niños que están más motivados de volver a la escuela podrían sentirse ansiosos, la situación puede ser aún más complicada para los niños con dificultades para aprender o hacer amigos.

Algunas de las preocupaciones por el regreso a clases son nuevas y consecuencia de la pandemia. Estas preocupaciones se suman a las que ya tenían los niños con dificultades.

Estas son algunas cosas que pueden causar ansiedad a los niños:

  • Estar atrasado en algunas materias y creer que no podrán ponerse al día.
  • Integrarse socialmente después de estar tanto tiempo alejados de otros niños.
  • Seguir las reglas de seguridad (o que otros niños no las sigan).
  • Enfermarse o que alguien de su familia se enferme.
  • No sentirse preparado para los cambios o no saber qué esperar.
  • Tener que hablar de cosas que sucedieron en su familia, como enfermedades, muerte o la pérdida de un empleo.

Como podemos notar, el COVID-19 no es la única causa de estrés emocional en este regreso a clases presenciales.

¿Qué hacer si su hijo siente ansiedad?

Si su hijo siente ansiedad al pensar en el retorno a clases presenciales, puede que usted no sepa qué hacer (es aún más difícil si usted también se siente ansioso). Coméntele que usted siempre estará disponible para hablar y escucharlo.

Tome nota de las señales de ansiedad que observe y cuándo las observó. Esto lo ayudará a identificar patrones de conducta en su hijo. Estas señales pueden ser:

  • Físicas: como dolor de cabeza, de estómago o dificultad para dormir.
  • Emocionales: como llanto, miedo o una preocupación constante.
  • Conductuales: como preguntarse constantemente “y si hubiera”, hacer berrinches o negarse a ir al Colegio.

Anotar lo que está observando facilitará explicárselo a personas que pudieran ser de ayuda, como maestros o profesionales de la salud mental.