¿Cómo fomentar la resilencia familiar?

Cuando pensamos en el concepto de «resiliencia», de resistencia ante la adversidad, lo atribuimos a una persona en específico, en su capacidad para sobreponerse a los golpes de la vida, pero la familia como unidad también debe desarrollar esta capacidad porque, durante el día a día enfrentarán ocasiones en las que la frustración amenace con desbaratarlo todo.

La resiliencia en las familias permite crear vínculos fuertes con los que podemos afrontar cualquier adversidad, por ello es clave fomentar esa fortaleza para que nos ayude en momentos difíciles.

Esta cualidad se construye en nuestras relaciones, en el entorno familiar y se ve favorecida cuando las adversidades y los diferentes problemas que se atraviesan son vistos como una manera de crecer y de superar los propios límites.

Les compartimos algunas claves para fomentar la resiliencia familiar:

1- Apego y apoyo: No importa lo que pase, una familia siempre debe permanecer unida, apoyándose y fortaleciéndose emocionalmente.

2- Organización: la familia debe tener una estructura flexible, pero donde existen reglas, normas y funciones que aportan a la unidad familiar un sentido de estabilidad y continuidad en el tiempo.

3- Las creencias y los valores familiares: son componentes claves en el funcionamiento familiar y representan un importante papel en la formación de la resiliencia.

4- La comunicación: permite también dar un impulso a la resiliencia cuando se posibilita a nivel familiar la expresión de las distintas opiniones, se favorece el diálogo, el debate o la negociación de forma natural.

5- El tiempo familiar compartido: debemos buscar espacios y tiempos de interacción, planificando conjuntamente actividades, lo que fortalece los lazos de afecto y confianza entre los integrantes de la familia.