Beneficios de aprender inglés en la niñez

Aprender inglés puede ser un reto para los adultos, incluso algunos jóvenes o adolescentes; sin embargo, no es igual cuando se trata de niños, ya que entre la primera infancia y los seis años son más sensibles a los idiomas, lo que permite que aprenderlo sea mucho más fácil.

La metodología utilizada con nuestros párvulos y estudiantes de I Ciclo posee una variedad de actividades que permite a los niños trabajar sin ayuda de un adulto, el uso de videos, juegos, títeres, láminas y actividades orales ayuda a que no sea concebido como una obligación sino como algo placentero.

Las ventajas de aprender inglés a temprana edad son innumerables, pero este día queremos compartirles 5 muy importantes.

 1. Facilidad en el aprendizaje: Cómo mencionábamos en las primeras líneas de este artículo, el cerebro de los niños hasta los 4 es como una esponja, pues absorbe una cantidad de información gigantesca lo que permite que el hablar una segunda lengua sea algo natural para ellos, como si se tratara de su lengua materna.

2. Desarrollo intelectual: Otro de los beneficios es que los estudiantes se desarrollan intelectualmente mejor, con mejor capacidad de resolver problemas, pensamiento crítico, agilidad mental y será capaz de mantener la atención por períodos de tiempo más prolongados.

3. Mejores relaciones interpersonales: Los estudiantes que manejan dos idiomas a temprana edad tiene mejor autoestima y seguridad, lo que se traduce en mejores relaciones con las personas, esto debido a la confianza que genera conocer otro idioma.

 4. Mejor lingüística: Uno de los mayores problemas que enfrentan los adultos a la hora de aprender inglés es el miedo a pronunciarlo, esto no sucede en los niños pues al encontrarse en el proceso de enseñanza-aprendizaje, no tienen miedo a ser corregidos, lo que les permite tomar mayor confianza y seguridad para hablarlo.