Autoayuda: ¿Cómo nos cuidamos en este tiempo de emergencia por Covid 19?

El brote de la enfermedad del coronavirus ha obligado a las autoridades nacionales a tomar las medidas de prevención ante el contagio, como tal es el caso de la cuarentena establecida actualmente.

Esto implica permanecer el cien por ciento de nuestro tiempo en casa, desarrollando la jornada escolar o las actividades laborales de nuestros padres.

La falta de actividad física, de convivencia entre compañeros, la imposibilidad de cambiar de área de permanencia, de visitar a seres queridos, el temor ante el contagio para aquellos que su trabajo les demanda salir y la preocupación especifica con respecto a la enfermedad, pueden ser situaciones agobiantes y que pueden generar emociones fuertes tanto en adultos como en niños y adolescentes. Estas pueden variar a lo largo del día o en los días de encierro, pues son el resultado de cambios fisiológicos o psicológicos que influyen en el pensamiento y la conducta del ser humano.

Las manifestaciones de estrés que se pueden presentar son: llanto, irritabilidad, impotencia, incertidumbre, falta de apetito, falta de sueño o sueño alterado con rechinar de dientes, dolores de cabeza, dolores musculares en el área del cuello o la espalda, problemas de digestión, cansancio extremo u otros.

Cada persona reacciona diferente a las situaciones de estrés, y están influenciadas por el nivel de desarrollo, los niños pequeños tienen un repertorio emocional diferente al de los adolescentes y el de estos, al de los adultos. Además, están asociadas al temperamento, la personalidad, el humor o la motivación.

Es importante aclarar que las emociones son una respuesta normal que experimentamos todos los seres humanos, por lo tanto, debemos validar la emoción que se experimenta, ya que en este contexto estas manifestaciones están basadas en la realidad y requiere de algunas acciones para aprender a controlarlas.

A continuación, brindamos algunas acciones que ayudan al control de las emociones provocadas por la cuarentena.

  • La familia tiene un papel muy importante para el buen manejo de estas condiciones provocadas por la cuarentena, con aspectos positivos como la afectividad y comprensión de los integrantes, la convivencia armónica, la buena comunicación y la formación espiritual que brinda cada hogar.
  • La alimentación saludable y ordenada: Los nutrientes alimenticios equilibrados contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario y de los neurotransmisores, así como el hecho de ingerirlos en los tiempos que corresponden, unido a una buena hidratación (Beber suficiente agua durante el día).
  • Mantener un sueño reparador. Dormir bien es clave para el bienestar emocional, por lo que es necesario cumplir las 8 horas indicadas. Si las preocupaciones le restan horas de sueño, es bueno practicar alguna técnica de relajación muscular para conciliarlo. Esto puede ser una rutina en las noches.
  • Levantarse temprano y exponerse a la luz lo antes posible, desayunando bien y si dispone de un jardín, es excelente exponerse unos 10 minutos al sol.
  • Mente positiva. Procure evocar pensamientos que le permitan tener una perspectiva más alegre, enriquecedora, esperanzadora, optimista, con actitud positiva.
  • Fomentar los vínculos socioemocionales. Estamos aislados físicamente pero no social ni emocionalmente, la tecnología es nuestra aliada ahora, busca hacer videoconferencias (audio y video) para nutrirte del afecto de otras personas queridas que no están a nuestro lado.
  • Establecer pequeñas metas de realizar alguna actividad pendiente en casa o colaborar con el trabajo de ella.
  • Hacer ejercicio físico. El cuerpo requiere dinamismo, se puede 20 minutos de ejercicios o baile. Las redes sociales ofrecen opciones para continuar manteniéndonos físicamente activos.
  • Asignar tiempo para realizar cosas con las cuales se disfruta.

Sentir, pensar y actuar

A partir de todas las variables viviremos emociones distintas y con ellas afrontaremos esta condición de confinamiento como una oportunidad para organizarnos, cumplir con las responsabilidades académicas e integrar cosas agradables o las que antes no teníamos tiempo de hacer.

Aprovecha para tener tiempo de calidad con todos los seres queridos.

Por Lcda. Sandra Castro
Por Lcda. Sandra Castro

La Lcda. Castro se desempeña como psicóloga educativa de nuestro Colegio, orientando a nuestros estudiantes desde Parvularia 5 hasta Bachillerato.