Conoce a nuestro Orgullo Garciísta, Lcda. Cristina Santos, una inspiración para los estudiantes de Bachillerato

En el Colegio García Flamenco buscamos preparar a nuestros estudiantes para que al graduarse puedan enfrentar los retos universitarios y los superen con creces, la Lcda. Cristina Santos es un pilar fundamental en esa misión, pues al estar a cargo de la Cátedra Universitaria «Rubén H. Dimas» y la materia Orientación para la Vida, encamina a cientos de Garciístas a conquistar sus sueños.

Por ello, presentamos a nuestro Orgullo Garciísta de la semana, nuestra docente, Licda. Cristina Santos.

¿Hace cuánto comenzó a trabajar en el Colegio?

Tengo 16 años de trabajar en el García Flamenco, empecé en el 2004, mi esposo y mis cuñados son Garciístas, siempre hablaron del Colegio y esto me hizo interesarme en trabajar aquí, entregué mi currículo, me hablaron y vine hacer todo el proceso de selección.

¿Qué siente al formar parte del Colegio García Flamenco y tener 16 años de trayectoria en la institución?

Se siente muy bien, uno se siente parte de algo. Por las manos de uno han pasado tantos estudiantes que regresan a visitar al Colegio, me ven en la calle, centros comerciales y vienen rápidamente saludarme o darme un abrazo.

El García es un Colegio que siempre está a la vanguardia en todos los ámbitos y es un reto poder acompañar estos cambios tan importantes.

Esto me hace sentir bien y plantearme nuevos retos para poder acompañar los cambios tan importantes y positivos que tiene el Colegio.

Sabemos que usted es de Brasil, puede comentarnos que ha significado vivir en El Salvador.

Bueno a principio un cambio muy grande, cultura, horario, cambiar de país con los niños pequeños, es algo terrible, pero poco a poco se va acostumbrando. Es cierto que en Brasil está toda mi familia, pero aquí está la que construí con mi esposo: Hijos(as), yerno, nieta y nieto que son mi orgullo, además me gusta El Salvador y me gusta mi trabajo.

Podría contarnos cómo surgió el interés por dedicarse a la docencia.

Tengo el título de maestra y después me gradué de Psicología, pero me gusta estar en contacto con la gente, directamente con los jóvenes, hablando, enseñando y aprendiendo porque también aprendemos de ellos.

En años anteriores he trabajado los fines de semana en la Universidad Francisco Gavidia, Universidad Modular Abierta (UMA), entre otras, pero jamás dejo a los jóvenes. Es una experiencia gratificante, el aprendizaje es grande.

¿Cuál es la importancia de impartirle a los jóvenes Orientación para la Vida en el proceso de enseñanza – aprendizaje?

Es una materia que permite desarrollar temas muy importantes para la formación de los jóvenes, su futuro, la toma de decisiones, aprender a ser líderes positivos, desarrollar competencias y habilidades importantes para alcanzar sus aspiraciones personales.

Además, son estudiantes que aceptan retos y les gusta aprender.

¿Cómo es la relación que usted establece con los estudiantes?

Yo creo que lo más bonito de mi área es el cariño y confianza que ellos aprenden a tenerme, confiar en mí y saber que estoy aquí no solamente para dar clases. Es muy bonito ver que poco a poco van depositando en uno esa confianza, lo importante es corresponder demostrando que ellos realmente son importantes para mí.

El Colegio tiene un programa de Cátedra Universitaria, podría hablarnos acerca de él.

El Colegio estableció estas clases con el propósito de facilitar la inserción de los jóvenes en la vida universitaria. Representa un poco de la vida universitaria en la que el joven es responsable por él mismo, por sus notas, etc.

En la Cátedra se ve una orientación profesional sobre las alternativas vocacionales, a través de la aplicación y corrección del test vocacional. Hacemos una Feria de Universidades, pero como una de las apuestas del siglo 21 es el emprendimiento, decidimos dividir este programa en dos partes, aprovechando que el Ministerio de Educación puso la materia Habilitación Laboral. Nosotros damos un plus guiando a los jóvenes a vivir la cultura emprendedora, aprendiendo a ser líderes de sí mismos, y en promociones anteriores tenemos estudiantes que establecieron su propio negocio y estudian una carrera universitaria.

La cultura emprendedora es importante porque grandes universidades dentro y fuera del país poseen su «centro emprendedor», nosotros como Colegio lo tenemos en el nivel de Bachillerato. Para ello, hacemos una competencia interna e invitamos como jurado a personas de universidades como: la Escuela Superior de Negocios (ESEN), Universidad Don Bosco, Universidad Francisco Gavidia y a emprendedores juveniles, esto para ellos es una vivencia muy positiva, aprenden a manejar los términos utilizados en el mundo emprendedor, como el «elevator pitch».

Si estudian en cualquiera de las universidades que nos visitan, pueden ingresar al centro de emprendedores que tienen algunas y en ocasiones les otorgan un capital semilla.

¿Cómo es el proceso que usted realiza para escoger las universidades interesadas en ofrecer su oferta académica a nuestros estudiantes?

Escogemos las más importantes, las mejores universidades nacionales y extranjeras, seleccionamos las que utilizan la prueba PAA del College Board y universidades con carreras únicas en el país como: Ingeniera en Negocios, Relaciones Internacionales, Antropología, Arqueología, etc. Además, de las que más procuran los estudiantes por credibilidad.

Lo más interesante es que nuestra Feria de Universidades es tan conocida que me escriben de muchas universidades que quieren participar en ella. Eso nos ha permitido que también el programa de becas crezca. Muchos de nuestros estudiantes, a través de nuestra Feria, se han colocado en las mejores universidades y han logrado una beca parcial o total.

¿Cuál es experiencia más gratificante que ha vivido con los estudiantes?

Ver a los estudiantes graduarse, ir a la universidad, terminarla, volverse profesionales y no perder el contacto con uno. Siempre se mantienen en contacto conmigo estén donde estén: Alemania, Canadá, etc.

¿Podría brindarnos una recomendación para todos los colaboradores que conforman la Familia Garciísta?

Desarrollar el sentido de pertenencia hacia la institución, que es tan importante sentirse parte del García, el orgullo de estar en una institución que crece y uno crece con ella.

¿Qué es lo que lo enorgullece de ser Garciísta?

Haberme enseñado a no tener miedo de tomar nuevos retos