El año escolar ha finalizado

Finalizando el año escolar 2019, ha llegado el momento de agradecerles a ustedes el haber confiado a nuestro Colegio la educación y formación de sus hijos, a los que hemos dedicado tiempo, esfuerzo, voluntad y paciencia para verlos crecer en conocimiento y valores.

Es también la ocasión para hacer un instante de reflexión sobre el esfuerzo, el trabajo intenso y las esperanzas que juntos, docentes y Padres de Familia, el hogar y el Colegio, hemos compartido en esta educación integral de sus hijos. 

Así como las aves migratorias, que huyendo del frío invierno emprenden su larga travesía desde el hemisferio Norte hacia las tierras cálidas del Sur, necesitan descansos que les permiten calibrar sus brújulas internas y recuperar sus energías para llegar a sus lejanos destinos. 

También nosotros, después de un año pródigo en afanes necesitamos un descanso que es un cambio de actividad; necesitamos un tiempo para meditar sobre lo que hicimos y lo que haremos.

Ha transcurrido un año más y casi nunca reflexionamos sobre el paso del tiempo porque lo asociamos solo a los años de vida y a nuestra edad. Sin embargo, con el tiempo nosotros atesoramos experiencia, moderación y sabiduría; mientras, nuestros hijos crecen y maduran.

Es tiempo de analizar las oportunidades de mejora, para poder recibirlos el próximo año, con energías renovadas, para seguir haciendo lo que nos apasiona: Educar a sus hijos.